(Google Maps)
(Google Maps)

Al menos 15 años llevaba muerto un anciano español, cuyo cuerpo fue hallado recién ayer sobre su cama y en pijama dentro de una casa de la ciudad de , al norte de .

Alberto Rodríguez, nacido en 1921, estaba momificado cuando un funcionario edil entró a la vivienda a raíz de la denuncia de una vecina, quien se quejó de unas filtraciones de agua.

El director departamental de la seguridad pública de Lille, Didier Perroudonm, dijo en la radioemisora France Info que el cadáver será examinado hoy por forenses, pero que nada hace pensar que se trate de un homicidio.

"El estado de la casa lleva a pensar en una muerte tranquila, en alguien que se murió en la cama", comentó Perroudonm, aunque no tiene certeza de cuándo fue el deceso. Las pistas iniciales se limitan a cartas que fueron distribuidas en 1997.

También se investiga cómo es posible que nadie se diera cuenta del fallecimiento de Rodríguez durante década y media.

"Parece que no tiene familiares en las proximidades y como es el propietario de la vivienda no llamó la atención su ausencia. Es la muerte de un hombre solo en una sociedad en la que no se presta atención ni al vecino", acotó.