Luego que el gobierno mexicano autorizara su extradición, Guzmán, llegó el último jueves a Nueva York, Estados Unidos y quedó en manos de los agentes especializados de la DEA, y la policía.

Guzmán salió de México desde el aeropuerto militar de Ciudad de Juárez acompañado por varios soldados en un helicóptero de la Fuerza Armada Mexicana. Fue recibido en el aeropuerto de Estados Unidos por elementos de la DEA, la fuerza antidrogas.

El capo, de 59 años, enfrentará cargos por tráfico de drogas y delincuencia organizada hasta homicidio y lavado de dinero en Chicago, Nueva York, San Diego, Miami, Nuevo Hampshire y El Paso.

¿EL SUCESOR?

El poderoso cartel de Sinaloa quizá pueda sobrevivir a la extradición de su jefe, pero un grupo rival muy bien armado podría intensificar su guerra para apoderarse de su imperio, analiza AFP.

Los expertos en el tema del narcotráfico suelen comparar al cartel de Sinaloa y su multimillonario negocio expandido por el mundo, con una corporación internacional lo suficientemente fuerte para soportar la pérdida de su CEO.

La extradición de Guzmán el jueves a Estados Unidos "es una gran victoria moral, pero no impactará al cartel de Sinaloa", dijo a la AFP Mike Vigil, exfuncionario de la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos.

Las tres veces que Guzmán ha estado encarcelado en México )se escapó dos veces y fue recapturado hace un año), el que se ha hecho cargo del negocio, según Vigil, es su socio Ismael "El Mayo" Zambada.

¿Qué pasará ahora?

Más información