Wulff estuvo acusado de presunto tráfico de influencias. (AP)
Wulff estuvo acusado de presunto tráfico de influencias. (AP)

Fue presidente alemán apenas 20 meses y , pero Christian Wulff cobrará una pensión de 200,000 euros anuales (270,000 dólares) el resto de su vida, informó hoy el Gobierno de Alemania.

Wulff se convirtió a mediados de 2010 en el presidente más joven de la historia germana, al asumir el cargo con 51 años. Lo dejó con 52 hace dos semanas, cuando la justicia de su país ordenó suspender su inmunidad para investigarlo por presunto tráfico de influencias.

"Tras analizar la situación, la Oficina de la Presidencia llegó a la conclusión de que se cumplen las condiciones para un sueldo vitalicio", señaló en un comunicado.

El gobierno de la canciller y líderes del opositor Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) se habían manifestado a favor de que Wulff cobrara la pensión.

Por el contrario, miembros de la comisión presupuestaria en el Parlamento rechazaron la decisión y presionaron –sin éxito– a la Presidencia, encargada de decidir sobre el caso, para que negara el pago a Wulff.