Sonrisa le duró poco. Angenette Marie Welk, la mujer que apareció sonriente en la ficha policial que le sacaron luego que ocasionara un por conducir en estado de ebriedad, cambió su rostro al enterarse que podría ir a prisión luego que Sandra Clarkston, una de las víctimas, muriera cuatro días después del accidente, en .

Welk, de 44 años, quien inicialmente fue acusada de manejar en estado de ebriedad y de causar heridas graves, ahora enfrenta el cargo de homicidio no intencional, por lo que tendrá que pasar tiempo en la cárcel.

En la segunda toma de fotos, captadas el pasado sábado en la cárcel de Ocala, Welk ya no volvió a sonreír. Sandra Clarkston, de 60 años, estuvo paralizada y con muerte cerebral, hasta que finalmente falleció. La familia Clarkston ha considerado la primera fotografía de Welk como "repugnante".

►Te puede interesar: 

"Eso me repugna y eso significa que no tiene ningún remordimiento por lo que hizo en absoluto y espero que el juez vea esa imagen y diga lo mismo", refirió Shiyanne Kroll, la hija de 18 años que conducía junto a su madre antes del choque. Ella solo recibió heridas leves.

Por su parte, La abogada de Welk, Stacy Youmans, reveló que su cliente es "una persona de buen corazón, una esposa, madre y amiga que está devastada por lo que sucedió". 

Welk conducía por la autopista 27 en el condado Marion cuando chocó por detrás al Hyundai Elantra de los Clarkston, este se estrelló contra un camión tractor que estaba detenido, ocasionando la tragedia, según informó la Patrulla de Carreteras de Florida.