En 2016, un médico, especialista en ortopedia, suministró un  falso a una paciente en cantidades inadecuadas, causándole la muerte instantáneamente en . Tras casi dos años, la Corte de Fort Lauderdale le dictó , informó el diario 'El Nuevo Herald'.

Johnny Clyde Benjamin era el principal médico de una centro clínico y una de las personas con más experiencia. Ahora tendrá que ir a la cárcel por matar a Maggie Crowley (34).

Según los primeros informes de la , el incidente habría sucedido hace 2 años, Crowley tenía un dolor en la espalda, por lo cual recurrió al establecimiento médico para detener la dolencia.

Los informes e investigaciones al médico indicaron que la ingesta de oxicodona falsa fue excesiva y generó que el sistema nervioso de Crowley se altere y automáticamente pierda el conocimiento. 

Según fuentes médicas, este medicamento es un opioide, efectivo por vía oral, muy potente y potencialmente adictivo. Se utiliza para tratar el cáncer en sus distintas formas.

El Tribunal de Fort Laudardale ha recabado toda la información y aceptó la petición de cadena perpetua para el médico.