Quería hacer justicia con sus propias manos. Según autoridades del condado Osceola, un hombre asesinó a delincuentes sexuales en Kissimmee, en el corazón del estado de en

El autor de los delitos fue identificado bajo el nombre de Jorge Porto-Sierra, de 50 años. Según informó el canal Wesh 2, él confesó a la Policía que llegó al motel Friendly Village Inn, en Irlo Bronson Memorial Highway, para "hacer barbacoa con fuego a todos los abusadores de niños y matarlos".

Algunos testigos del hecho manifestaron que Porto-Sierra amenazó a sus víctimas —dos de ellas eran delincuentes sexuales convictos— en las afueras del establecimiento: "Voy a matarte, abusador de menores". Luego arrojó gasolina en la puerta de la casa de una persona, indica el citado medio.

Las mismas personas que presenciaron el hecho señalan que Jorge llevaba consigo un encendedor. El enardecido sujeto está acusado de romper la ventaba del motel y de echar gasolina dentro. 

Luego del interrogatorio de la Policía, se supo que el hombre no logró completar del todo su crimen porque  "llegaron (los oficiales) aquí (al motel) muy pronto".

Jorge Porto-Sierra ha sido acusado de manera formal con cuatro cargos de intento de asesinato premeditado.