Como de costumbre, Constantine George Theoharis (52) salió de su casa en () para remar con su 'paddle' en el mar el 20 de marzo. Sin embargo, el hombre tenía que volver rápido pues, el último martes en la mañana, tenía que asistir a una audiencia donde pagaría 500 mil dólares por manutención a sus hijos.

No obstante, los familiares al ver que no volvía, empezaron a buscarlo por la zona ya que si no asistía a la cita judicial, la lo reportaría como 'persona con orden de captura'. 

Con ayuda de helicópteros y agentes de la unidad marítima de Florida iniciaron la búsqueda pero en ningún lado se encontraba el hombre. "No había su careta ni su cinturón de plomo para bucear que, de acuerdo con un amigo, desaparecieron de la bolsa que suele llevar cuando sale al mar", indicó un familiar.

El juez a cargo señaló que el caso se encuentra en una circunstancia extraña, por ello a pedido expreso de la denunciante, el letrado accedió a postergar la audiencia para el 3 de abril.

"Quizá sentía una gran presión. Debía casi US$600.000 y no los tenía. Temía que el juez lo mandara a la . Si tiene miedo, espero que nos llame para decirnos que esta bien", relató el hermano del desaparecido.

Cabe resaltar que Constantine Theoharis se divorció en 2008 de su esposa, quien lleva más de cinco años batallando con él para que pague la pensión alimenticia a sus dos hijos adolescentes.