Dos adolescentes salvaron el pasado martes en la mañana a una familia de morir ahogada en una playa de

Adultos y niños se sujetaban de la embarcación que había sido volteada por los fuertes vientos de la zona, informó el diario 'El Nuevo Herald'.

Mason Baker (17) y Will Coffin (18) habían salido de pesca cuando se percataron de algunos gritos a lo lejos. "Había cuatro adultos y un niño que trataban de aferrarse a un bote. Tuvimos que ir rápidamente y los ayudamos  uno por uno. Felizmente nadie murió"; indicó el adolescente de 17 años al medio estadounidense.

La familia -cuyos datos personales no se han difundido- había rentado un embarcación para celebrar el cumpleaños de uno de los miembros pero no observaron los cambios climáticos que suele ser bastante influyentes en el mar.

Todos fueron llevados hacia la casa de los adolescentes, donde recibieron ayuda médica y pudieron descansar toda la madrugada. 

No es la primera vez que sucede algo similar a embarcaciones siniestradas, pues según la de Florida, muchas personas rentan botes, los cuales no tienen los materiales o características adecuadas para navegar hasta cierta parte.

Los agentes policiales indicaron que -felizmente- los dos adolescentes sabían técnicas de , por lo contrario hubieron fallecido rápidamente todos los familiares.