Una operación encubierta liderada por la Oficina del Sheriff del condado de Polk permitió el arresto de 16 que esperaban tener relaciones sexuales con menores de edad en .

Los arrestados provienen de lugares tan lejanos como Texas, Illinois y California, refirió el sheriff Grady Judd en una conferencia de prensa. Cuatro son residentes del condado de Polk y otro es un estudiante universitario local, informa El Nuevo Herald.

La operación, denominada 'Operation Cyber Guardian', tenía como objetivo identificar y dar con los depredadores sexuales a través de las redes sociales. Esta está conformada por detectives del condado e investigadores de otras agencias. La operación se desarrolló del 25 al 31 de marzo.

"No me gustan estas personas. Quiero que todos vayan a prisión por un largo tiempo", agregó Judd.

►Te puede interesar: 

Uno de los sospechosos, Paulo Rodrigues de Kissimmee, es VIH positivo y tenía la intención de tener relaciones sexuales con un niño de 14 años sin informarle de su estado, otro de los sospechosos identificado como Kevin Bagwell, de 23 años, fue capturado el martes en el condado de Orange.

Los 16 sospechosos enfrentan un total de 62 cargos, incluyendo intento de violación, uso de una computadora para seducir a un niño, transmisión de material dañino a un menor, uso de un dispositivo de comunicación bidireccional para cometer un delito grave, posesión de marihuana y parafernalia, relaciones sexuales desinformadas infectadas con VIH, tergiversación de la edad en línea, resistencia al arresto y violación de la libertad condicional.

Durante la operación, unos 10 detectives encubiertos publicaron perfiles ficticios en varias plataformas de redes sociales, sitios web y aplicaciones de teléfonos móviles, haciéndose pasar por niños o como custodios de niños. Los detectives, algunos de los cuales asistieron a la conferencia de prensa, se hicieron pasar por niños para comunicarse con los sospechosos en salas de chat en línea populares entre los jóvenes.