Allen Stanford está detenido desde 2009. (Reuters)
Allen Stanford está detenido desde 2009. (Reuters)

Allen Stanford, el exmultimillonario texano acusado de liderar un de US$7,000 millones, fue sentenciado el jueves a 110 años de prisión por un juez federal de Estados Unidos.

Stanford, quien fue declarado culpable de 13 cargos graves de fraude, conspiración y obstrucción en marzo pasado, utilizó certificados de depósitos fraudulentos emitidos por su banco en la para quitarles sus ahorros a más de 30 mil clientes.

Al emitir su sentencia, el juez de Distrito David Hittner, quien presidió el juicio de seis semanas a principios de este año, calificó el accionar del hombre de 62 años como uno de los "fraudes criminales más atroces".

Una de las víctimas, Angela Shaw, contó a la corte que Stanford fue peor que porque se aprovechó de gente de clase media como maestros jubilados, veteranos y trabajadores de refinerías.

"Él nos robó más que millones. Nos robó nuestras vidas", señaló la mujer. luego de declararse culpable en marzo de 2009 por llevar adelante un fraude similar contra millonarios.

Los fiscales habían solicitado una sentencia de 230 años para el financista, mientras que sus abogados habían pedido tres años.

Desde su encarcelamiento en julio de 2009, el banquero fue atacado por otro recluso y desarrolló una fuerte adicción a los medicamentos, lo que le obligó a pasar largas temporadas en un hospital federal.