La caravana que transporta las cenizas de , fallecido el 25 de noviembre a los 90 años, ingresó al cementerio Santa Ifigenia, para el entierro de los restos del hombre que gobernó Cuba por casi medio siglo.

Los actos funerarios en Santa Ifigenia son de carácter privado y reservado a la familia de Fidel Castro por lo que no hay acceso a la prensa, según una nota difundida por la agencia EFE.

Al entierro de los restos de Castro se tenía previsto que asistan personalidades especialmente invitadas, entre los que se cree que estarán los líderes de Venezuela, Nicolás Maduro; y Bolivia, Evo Morales, así como los exgobernantes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Todos ellos participaron en el acto masivo que se celebró en la noche del sábado, en la Plaza de la Revolución y al que asistió alrededor de medio millón de personas, según cálculos de la televisión cubana.

El cortejo fúnebre desde la Plaza de la Revolución "Antonio Maceo" al cementerio de Santa Ifigenia estuvo acompañado por el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el general Leopoldo Cintra Frías, y los viceministros Ramón Espinosa Martín y Joaquín Quinta Solás, también generales.

Medios oficiales cubanos han señalado que los restos de Castro serán depositados en Santa Ifigenia cerca de donde reposan los del héroe nacional José Martí, los del padre de la patria cubana, Carlos Manuel Céspedes, y de Mariana Grajales, madre de los generales independentistas José y Antonio Maceo.

Durante la mañana de este sábado, las cenizas del ex presidente de , , llegaron hasta Santiago, y recibieron el último adiós de miles de ciudadanos que esperaban su arribo para mostrarle su admiración y respeto. A la voz de "Yo soy Fidel", el hermano del presidente Raúl fue despedido en olor a multitud.

Cenizas llegaron a Santiago de Cuba el sábado

Después de recorrer casi mil kilómetros y doce provincias, las cenizas de Fidel Castro llegaron hasta el lugar donde germinó la Revolución que él lideró y donde sus restos mortales descansarán para siempre.

El cortejo fúnebre que transporta la urna funeraria entró alrededor del mediodía en esa ciudad, donde hizo un amplio recorrido de casi dos horas que pasó por el Parque Céspedes y terminó en el Cuartel Moncada, escenario en 1953 de la primera acción armada de los rebeldes liderados por Fidel contra Fulgencio Batista.

El asalto fue fallido, costó la vida a muchos de esos jóvenes rebeldes y los sobrevivientes, como Fidel y Raúl, fueron encarcelados y luego amnistiados y exiliados a México. Pero esa fecha se considera el inicio de la Revolución, que finalmente triunfó en enero de 1959.

La comitiva militar que acompaña las cenizas del líder cubano desde la partida, el pasado 30 de noviembre, de La Habana, realiza el recorrido inverso a la Caravana de la Libertad, el viaje a lo largo de toda la isla que los "barbudos" de Sierra Maestra hicieron entre el 1 y el 8 de enero de 1959, cuando derrocaron al régimen de Fulgencio Batista.

Esa caravana partió hace casi 58 años del Parque Céspedes de Santiago, después de que Fidel Castro pronunciara allí, el 1 de enero de 1959, su primera arenga tras el triunfo de la Revolución y, para rememorar ese momento, el cortejo fúnebre hizo allí la única parada del recorrido por la ciudad.

En ese lugar se encontraban presentes Fidel Castro Díaz-Balart, el hijo mayor del líder cubano, así como varios de sus sobrinos, hijos del presidente de la isla, Raúl Castro.

Tenga en cuenta

  • Las cenizas de Fidel Castro pasarán la noche al interior del mausoleo dedicado a Antonio Maceo, en la Plaza del mismo nombre.
  • Los actos fúnebres por Fidel culminarán mañana con la ceremonia de inhumación, íntima y cerrada a prensa y público.
  • Sus restos reposarán en el cementerio de Santa Ifigenia, necrópolis de próceres y mártires, donde descansará junto al Héroe Nacional cubano, José Martí.

TAGS RELACIONADOS