Varias mujeres de la conocida organización feminista ucraniana se desnudaron frente a la en Moscú en señal de protesta contra el primer ministro ruso, .

"Dios expulsa al Zar" –frase modificada de "Dios salve al Zar" del himno de la Rusia imperial-, rezaban los carteles escritos en ruso e inglés que alzaban las semidesnudas protestantes, a pesar de las bajas temperaturas que se registraron hoy en Moscú, informaron las agencias locales.

Las feministas señalaron que habían llegado hasta la capital rusa para mostrar su apoyo a la oposición del país en su por parte del partido Rusia Unida (RU) de Putin.

Las mujeres, que escenificaron su protesta durante algunos minutos ante la mirada atónita de varios fieles ortodoxos y transeúntes, llevaban una cruz pintada en el torso y unos improvisados taparrabos.

"Nos han cautivado las acciones de la oposición no parlamentaria rusa al no reconocer los resultados de la máquina rusa de engaño electoral", señaló la organización feminista a través de un comunicado publicado en su .

"Esperamos con impaciencia el 10 de diciembre, fecha de nacimiento de una nueva Rusia sin sinvergüenzas y presos políticos", añade la misiva, en alusión a la multitudinaria manifestación opositora convocada para este sábado en Moscú.

Los miembros de seguridad de la catedral ortodoxa más importante del país intentaron tapar a las protestantes, pero estas se resistieron, por lo que decidieron llamar a la Policía. "Una de las activistas sufrió una dislocación en la mano", acotaron.

Antes de la llegada de las fuerzas del orden al lugar, las activistas se vistieron y abandonaron rápidamente la zona. "Las activistas de Femen logramos burlar a la Policía moscovita y celebrar sin castigo una acción no autorizada en el centro de Moscú", apuntaron.

MANIFESTARSE ES MALO PARA LA SALUDEn la víspera de los multitudinarios actos de protesta contra el fraude electoral oficialista en Rusia, las autoridades advirtieron que manifestarse es malo para la salud y que, además, distrae de los estudios.

El jefe sanitario ruso, , sostuvo hoy que manifestarse en invierno es nocivo para la salud. "Yo recomiendo que no vayan a las manifestaciones tomando en cuenta el frío que hace ahora (…) sobre todo, para las personas que padecen de enfermedades crónicas y endocrinas", expresó Oníschenko, citado por medios rusos.

Asimismo, advirtió que en las condiciones del aumento de enfermedades, las protestas masivas en las calles podrían "contribuir al contagio de la enfermedad respiratoria aguda".