(Reuters)
(Reuters)

El llamado canciller de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia () y negociador con el Gobierno, , dijo hoy que este grupo no tiene aspiraciones políticas de lograrse un acuerdo de paz.

"En general, en las FARC nadie aspira a puestos de representación en las condiciones actuales en las que está el país. Tendrían que crearse unas condiciones excepcionalmente favorables de poder realizar políticas no solo para la participación de las FARC, sino para el conjunto de los partidos de izquierda", apuntó en declaraciones desde La Habana a la emisora colombiana Blu Radio.

Según Granda esos requisitos deberían pasar por la creación de "un estatuto de la oposición, que cambie el régimen electoral", a su juicio "atrasado" y "obsoleto".

"Puedo garantizar que en la dirección de las FARC no hay este tipo de aspiraciones, hay mucha gente que lo puede hacer mejor que nosotros", remarcó, al aseverar que los integrantes del grupo subversivo no son "politiqueros de turno", tan solo tienen "convicciones exageradamente definidas" bajo la convicción de que "hay un pueblo que puede construir".

Precisamente ayer, domingo, un grupo de congresistas encabezados por el presidente del Senado, , viajó a La Habana para reunirse con los negociadores de las FARC y el Gobierno y, según la prensa colombiana, esta presencia podría tener que ver con la discusión sobre su eventual participación en la vida política.

Sobre las buenas perspectivas que se han presentado en la mesa de negociación en Cuba, tal y como reconocieron la semana pasada ambas partes, Granda detalló hoy que "la discusión en la mesa continúa" y expresó que si bien se han llegado "a algunas coincidencias, no significa que sea un acuerdo en el pleno sentido de la palabra".