Copa América

Ejército de Colombia niega que se interrogue a altos oficiales por informe del NYT

La nueva polémica comenzó después de que el director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch advirtiera de posibles represalias a oficiales por haber dado información al diario estadounidense

Colombia

La controvertida directriz sobre resultados operacionales, revelada por el diario neoyorquino, revivió en Colombia el fantasma de las ejecuciones extrajudiciales de civiles de la década pasada. (Foto: EFE)

La controvertida directriz sobre resultados operacionales, revelada por el diario neoyorquino, revivió en Colombia el fantasma de las ejecuciones extrajudiciales de civiles de la década pasada. (Foto: EFE)

La controvertida directriz sobre resultados operacionales, revelada por el diario neoyorquino, revivió en Colombia el fantasma de las ejecuciones extrajudiciales de civiles de la década pasada. (Foto: EFE)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Bogotá. El Ejército de Colombia negó este miércoles que se esté interrogando a altos oficiales para determinar quién dio al diario The New York Times información sobre una polémica directriz para que la tropa incremente los resultados operacionales, lo que puede poner en riesgo la vida de civiles.

"Las versiones publicadas en diferentes medios y redes sociales, sobre supuestas indagaciones para 'identificar fuentes' relacionadas con una publicación o sobre supuestos usos de polígrafos, no son ciertas y tampoco tienen fundamento de ninguna especie", aseguró el Ejército en un comunicado.

La nueva polémica comenzó después de que el director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, advirtiera de posibles represalias a oficiales por haber dado información al diario de Estados Unidos.

Vivanco afirmó en su cuenta de Twitter que "sería muy grave que hubiera retaliaciones contra oficiales que se animaron a contar la verdad".

A continuación, el director preguntó al ministro de Defensa colombiano, Guillermo Botero: "¿Es cierto que en este momento están interrogando a 15 oficiales en la sede de la segunda división del Ejército para saber quién le dio la información al The New York Times?".

La controvertida directriz sobre resultados operacionales, revelada el sábado por el diario neoyorquino, revivió en Colombia el fantasma de las ejecuciones extrajudiciales de civiles de la década pasada, conocidas con el eufemismo de "falsos positivos", mediante los cuales militares recibían "recompensas" por sus resultados en la lucha contra la guerrilla.

Con esa práctica, miembros del Ejército asesinaron a miles de jóvenes, en su mayoría pobres e incluso discapacitados, a los que ofrecían trabajos para llevarlos a distintas regiones del país donde luego eran asesinados y presentados como guerrilleros muertos en combate.

Hasta el momento la Fiscalía colombiana ha investigado cerca de 5.000 casos de "falsos positivos" que implican a unos 1.500 militares y que fueron cometidos entre 1988 y 2014.

De estos, 2.200 casos fueron remitidos a la Justicia Especial para la Paz (JEP), que se encarga de juzgar los crímenes cometidos con ocasión del conflicto armado.

Por su parte, la ONU calcula que son unos 4.200 los casos de "falsos positivos" investigados en el país.

Sobre la citación a militares a la que hizo referencia Vivanco, el Ejército respondió que la reunión con altos oficiales se realizó el pasado domingo para hablar sobre el "desarrollo de operaciones militares y para establecer los parámetros de la operación Artemisa".

La "operación Artemisa" la presentó el presidente Iván Duque el pasado 28 de abril para detener el avance de la deforestación en el país.

"También se analizan los eventos presentados en las veredas La Rochela, corregimiento de Campo Dos y Socuavo del municipio de Tibú, donde se han presentado ataques a la fuerza pública", agregó la institución.

Fuente: EFE

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada