Washington. Una expolicía de fue declarada culpable de asesinato el martes por dispararle a un vecino en su propio apartamento el año pasado, suceso que su abogado calificó como un “trágico error”.

El caso provocó indignación y azuzó la polémica sobre la violencia policial y el prejuicio racial, ya que Amber Guyger es blanca, mientras que su víctima, Botham Jean, de 26 años, era afroamericano.

Tras el incidente, ocurrido el 6 de septiembre de 2018, Guyger explicó que al volver a su departamento confundió a Jean con un intruso. Pero la mujer había ingresado al departamento de Jean ubicado en el mismo edificio del suyo aunque un piso más arriba, que estaba sin llave.

“Ella sabe que cometió un error trágico, pero no fue con maldad”, dijo el abogado de Guyger, Robert Rogers, al tribunal al inicio del juicio el lunes, describiendo el suceso como un “error humano” y un acto de “defensa propia”.

El fiscal Jason Hermus respondió que Jean, originario de la isla caribeña de Santa Lucía y que trabajaba para una empresa de contabilidad, “pagó el precio final” por sus errores.

Guyger, de 31 años, se desempeñó como policía en Dallas durante cuatro años hasta que fue despedida a causa del homicidio. Ahora puede enfrentar una condena a cadena perpetua.

Fuente: AFP