Decenas de exiliados cubanos en presenciaron la votación que tiene lugar en , protagonizada por la Asamblea Nacional que elige al presidente sucesor de .

Los exiliados calificaron esta votación como una "pantomima" más, cuyo resultado será un nuevo presidente que pondrá fin a seis décadas de gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro, desde la revolución de 1959.

Finalmente fue elegido Miguel Díaz-Canel, un ingeniero electrónico de 57 años que es militante del Partido Comunista. Díaz-Canel fue propuesto como el único candidato y los resultados de la votación se darán a conocer el jueves.

"Eso es una pantomima, es un país donde no hay elecciones. Ya el cubano se acostumbró al descaro de esta gente y esto es una de las tantas cosas más", refirió Tomás Hernández, de 75 años, un cubano exiliado en Miami.

►Te puede interesar: 

En la Pequeña Habana, el bastión cubano en Miami, un grupo de activistas desplegó una gran bandera cubana junto a un cartel que decía 'Freedom for Cuba' (Libertad para Cuba), mientras que un gran parlante inundó la cuadra con la voz de Celia Cruz.

"Una vez más pedimos la libertad verdadera, no el cambio cosmético que quiere hacer el régimen de La Habana, poniendo a uno y quitando al otro", manifestó Osvaldo Hernández, delegado de la organización anticastrista Vigilia Mambisa.

La isla solo tuvo una transición real desde el triunfo de la revolución, y se realizó cuando Fidel Castro le pasó el poder a su hermano Raúl luego de enfermar en el 2006. Fidel murió a fines de 2016 y ahora Raúl, de 86 años, cederá nuevamente el poder a un representante de la nueva generación.