Sigue actualizado en nuestra APP

Evo Morales y Vladimir Putin unen fuerzas para construir la central nuclear más alta del mundo en Bolivia

Se trata de un complejo para desarrollar tecnología basada en energía atómica en la ciudad de El Alto, a más de 4.000 msnm.

Evo Morales

(EFE/EPA/KIRILL KUDRYAVTSEV)

(EFE/EPA/KIRILL KUDRYAVTSEV)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Los mandatarios de Bolivia y Rusia, Evo Morales y Vladimir Putin, respectivamente, cerraron una alianza bilateral para consolidar un proyecto de central nuclear que los rusos llevan adelante en territorio altiplánico.

Se trata de un complejo para desarrollar tecnología basada en energía atómica para fines medicinales, agroindustriales y de investigación en la ciudad boliviana de El Alto, vecina de La Paz y a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

El proyecto nuclear ha generado críticas de parte de la oposición a Evo Morales, pero el gobierno boliviano ha insistido en la seguridad del mismo y los beneficios que traerá la instalación.

Según informó la BBC, la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) será la responsable del manejo de lo que es denominado Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear, que actualmente ya está en construcción.

El complejo atómico boliviano tendrá tres componentes que le servirán al país en el desarrollo de la medicina nuclear, la irradiación a productos agrícolas y la investigación científica.

Además, el gobierno habilitó 260 becas en el país para los futuros operadores de la central. De esta manera, Bolivia dejará de ser el único país de Sudamérica en no aprovechar la energía atómica.

Sin embargo, la oposición afirma que el gobierno de Evo Morales ha permitido que países como Rusia o China tengan demasiada injerencia en Bolivia y los elevados niveles de endeudamiento adquiridos.

Cabe indicar que los mandatarios de Bolivia y Rusia también cerraron alianzas para el desarrollo de la agricultura, seguridad e incluso de cooperación entre academias diplomáticas de sus respectivas naciones.

Ir a portada