(Internet/Reuters)
(Internet/Reuters)

El presidente integró un equipo de fútbol que derrotó 7-4 a un conjunto encabezado por el excapitán del seleccionado brasileño, .

Marcos Evangelista de Moraes, más conocido como Cafú, llegó a Bolivia invitado por la mayor cervecera del país de capitales argentinos y fue la estrella en el pequeño poblado altiplánico de Collana, a 30 kilómetros al sur de La Paz.

El equipo de Morales estuvo integrado por oficiales de su seguridad y algunos exseleccionados bolivianos. Uno de los tantos fue convertido por el mandatario.

El excapitán brasileño correteó no obstante de jugar a casi 3,900 metros de altitud, marcó dos goles como en sus mejores tiempos y fue la pieza clave para que su equipo remontara el marcador en el complemento y cuando iba perdiendo 4-0.

Al final Morales y Cafú intercambiaron camisetas. El mandatario condecoró con la medalla al mérito al exastro y este le regaló la camiseta del pentacampeón. "Fue un partido muy difícil, pero se puede jugar en cualquier lado", dijo Cafú al final del encuentro en referencia a la altura.