La ONG Cruelty Free International ha pedido, ante la Unión Europea, el cierre definitivo de este laboratorio. (YouTube)
La ONG Cruelty Free International ha pedido, ante la Unión Europea, el cierre definitivo de este laboratorio. (YouTube)

Sin compasión y sin alma. Así procedían ciertos ‘científicos’ de un laboratorio de farmacología de Hamburgo () para realizar pruebas de resistencia a venenos y otros productos toxicológicos suministrados a monos, perros y gatos.

La denuncia de este terrible maltrato animal fue hecha gracias a la ONG Cruelty Free International, la cual infiltró una cámara dentro de los interiores del laboratorio de nombre Laboratorio de Farmacología y Toxicología (LPT) de Hamburgo.

En las imágenes, se observan a los monos siendo amarrados por sus extremidades y sujetados del cuello para introducirles un tubo por su hocico. La intubación se realizaba con el fin de suministrarles diferentes tipos de sustancias dañinas. Las jaulas de los perros lucen ensangrentadas y todos los animales con pésimo aspecto.

Estos inhumanos procedimientos consistían en envenenar el organismo de los animales y, de acuerdo con las altas dosis, los científicos podían saber qué cantidad de una sustancia química o droga puede causar daño y así determinar la medicación adecuada.

Estos inhumanos procedimientos consistían en envenenar el organismo de los animales.
Estos inhumanos procedimientos consistían en envenenar el organismo de los animales.

Según indica el portal español La Vanguardia, quien se infiltró en este laboratorio fue un activista que pudo ‘trabajar’ como asistente desde diciembre 2018 hasta marzo 2019. En este año, relató lo que vio a los medios alemanes:

“Los animales son inyectados o se les hace comer o inhalar cantidades crecientes de una sustancia para medir los efectos tóxicos que pueden ser graves e incluyen vómitos, hemorragias internas, dificultad respiratoria, fiebre, pérdida de peso, letargo, problemas de la piel, insuficiencia orgánica e incluso la muerte . No se proporcionan anestésicos ni alivio del dolor”.

Cruelty Free International ha pedido, ante la Unión Europea, el cierre definitivo de este laboratorio que viola directamente los derechos de los animales.

“Esto no se puede tolerar, y estamos pidiendo que se cierre este laboratorio y que las autoridades alemanas realicen una investigación completa”, dijo indignada Kate Willett, de Humane Society International, a La Vanguardia.

Este es el video, recientemente publicado, en el cual se evidencia el terrible maltrato animal.

IMÁGENES PUEDEN HERIR SUSCEPTIBILIDADES


TAGS RELACIONADOS