Bomberos ucranianos parados sobre los escombros de un edificio en busca de sobrevivientes después de un ataque en Zaporizhzhia el 6 de octubre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania (Foto de Dimitar DILKOFF / AFP)
Bomberos ucranianos parados sobre los escombros de un edificio en busca de sobrevivientes después de un ataque en Zaporizhzhia el 6 de octubre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania (Foto de Dimitar DILKOFF / AFP)

El número de muertos en los ataques este jueves con misiles rusos en la ciudad de Zaporiyia se ha elevado a siete, mientras que otras cinco personas han sido dadas por desaparecidas, según fuentes ucranianas.

Así lo ha informado esta noche el jefe de la administración militar regional de Zaporiyia, Oleksandr Starukh, en un comunicado publicado en Telegram.

“Con gran pesar tengo que informarles de que el número de víctimas del ataque terrorista en el centro de la ciudad ha aumentado. Siete residentes del centro regional han sido confirmados muertos y al menos cinco personas más se consideran desaparecidas”, ha dicho Starukh según la agencia de noticias Ukrinform

Según el responsable militar, se continúa con el desmantelamiento de los escombros ocasionados por los misiles “y luego se podrá establecer el número exacto de muertos y heridos”.

Los equipos médicos y de rescate lograron salvar la vida de otras 21 personas afectadas por el ataque, según estas fuentes.

Kirilo Timoshenko, jefe adjunto de la Oficina del Presidente, informó de que Rusia bombardeó el centro de Zaporiyia con misiles S-300.

“El bombardeo se llevó a cabo presumiblemente desde un sistema de misiles tierra-aire S-300. Los misiles cayeron en el centro de la ciudad”, escribió en un mensaje en Telegram.

Las autoridades ucranianas informaron de dos ataques con misiles en esta ciudad del sur de Ucrania y recomendaron a la población permanecer en lugares seguros.

En el primer ataque, el ejército ruso disparó siete cohetes contra edificios residenciales y dos inmuebles de varios pisos quedaron destruidos.

Fuente: EFE