Roma [AFP]. Una polémica surgió este jueves en Italia sobre los balances oficiales de contagiados por el , una batalla entre expertos por el elevado número de pruebas realizadas y sus consecuencias en las cifras oficiales.

La Protección Civil italiana proporcionó el jueves el último balance de casos de contagio, que subió a 650, incluyendo 17 muertes. La víspera, el balance era de 400 casos y 12 decesos, todas personas ancianas con graves patologías.

El conteo de la Protección Civil generó desacuerdos y críticas y difiere con respecto a la metodología de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tiene en cuenta sólo los “casos clínicos”, con síntomas, como tos, fiebre y problemas respiratorios.

Los más críticos consideran que los informes oficiales registran un elevado número de contagios con el coronavirus debido al elevado número de pruebas realizadas, inclusive a personas sin síntomas.

Los turistas con máscaras protectoras visitan Venecia, durante el período habitual de las festividades del Carnaval que se han cancelado tras un brote del nuevo coronavirus Covid-19 en el norte de Italia. (Foto: AFP)
Los turistas con máscaras protectoras visitan Venecia, durante el período habitual de las festividades del Carnaval que se han cancelado tras un brote del nuevo coronavirus Covid-19 en el norte de Italia. (Foto: AFP)

Para Walter Ricciardi, miembro italiano de la dirección de la OMS y asesor del gobierno desde el lunes para hacer frente a la crisis, Italia realizó “demasiadas pruebas”: más de 11.085 desde el viernes, contra mil en Francia por ejemplo.

Ricciardi considera “un error” las pruebas llevadas a cabo a “personas sin síntomas”, citando en particular a la región Véneto, una de las más afectadas, que según él debería haber efectuado esas pruebas sólo a aquellos que han estado en contacto con enfermos.

El director de la Protección Civil, Angelo Borrelli, defendió por su parte la línea adoptada. “Las pruebas sirven para garantizar la máxima precaución. En algunas áreas se ha hecho en forma sistemática para determinar el foco del brote” explicó.

Borrelli precisó que por ahora hay dos brotes (en Lombardía y en Véneto) bien definidos y que por ello ahora se puede cambiar de metodología y realizar pruebas sólo a las personas con sospechas concretas de estar contagiadas.

Lombardía es la región más afectada por el contagio con COVID-19, con 14 personas muertas, los otros dos decesos ocurrieron en Véneto y uno en Emilia-Romaña. Todos eran ancianos y padecían otras patologías graves.

Videos relacionados

El mundo adopta medidas drásticas ante el avance del coronavirus