En España, el gasto que más cayó fue el del ocio, con un descenso de 41%. (AP)
En España, el gasto que más cayó fue el del ocio, con un descenso de 41%. (AP)

En medio de una crisis de duda que tiene al borde del colapso a la Zona Euro, donde el desempleo afecta a más de 23 millones de europeos –5 millones solo en España–, los países de este bloque vivieron una Navidad con menos regalos y festejos austeros.

Por ejemplo, en Italia se gastaron 400 millones de euros menos que el año pasado. La ropa y los zapatos han sido los sectores que más han sentido la pegada en el menor consumo.

En este país nueve de cada 10 personas pasó la Navidad en su casa o en la de familiares y amigos, según datos del Coldiretti, firma que se ocupa de temas alimentarios. Es decir, los italianos prefirieron la comida casera que salir a comer a un restaurante.

Analistas de Coldiretti aseguran que "la crisis ha hecho resurgir tradicionales hábitos italianos, como cocinar platos típicos en casa para las fiestas". "Se han modificado muchas cosas, volviendo a tradiciones. Ahora las familias están amasando las tradicionales pastas, o haciendo bollos de harina para pizza. La gastronomía tradicional está de regreso", explican.

En Grecia la Navidad de 2011 será recordada como la peor de los últimos 10 años. Según Ansa, la Asociación de Restaurantes Helenos calcula que en los seis últimos meses, los bares, tabernas y restaurantes perdieron un 40% de su negocio con respecto al año anterior. No están los tiempos para gastos superfluos y no ayuda una subida del IVA del 13% al 23%.

Un reciente sondeo del Instituto Nielsen revela que más de la mitad de los griegos gasta este mes menos que otros años. Todos los sectores se han visto afectados: indumentaria, aparatos electrónicos, libros y hasta en juguetes para los niños.

Otro estudio señala que el 90% de los griegos ha dejado de comprar ropa o zapatos y un 10% considera que sus ingresos ya no alcanzan ni para adquirir bienes de primera necesidad.

En Gran Bretaña, donde el índice de desempleo llega casi al 9% y la inflación roza el 5%, los gastos navideños se vieron afectados. Douglas McWilliams, director del Centro para el Estudio Económico y de Negocios, dijo a la agencia Ansa que los locales en el país vendieron menos y enfrentaron una "Navidades de austeridad".

En España, con más de 5 millones de desempleados, el gasto que más cayó es el del ocio (restaurantes, fiestas y viajes), con un descenso de un 41%, según un estudio de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes. Los españoles recortaron sus gastos un 17% respecto del año pasado, en un país en el que el nuevo presidente, Mariano Rajoy, dijo que el ajuste sería de 16,500 millones de euros, aunque todo apuntan a una cifra que podría ser el doble.