El actor italiano Rocco Siffredi y la actriz francesa Pussy Kat, estrellas del cine porno, participaron en una nueva campaña contra la pornografía infantil realizada por , organización belga para niños desaparecidos y víctimas de explotación sexual. La idea busca utilizar las denuncias de los internautas como fuente para detectar abusos de este tipo en la red.

La campaña enfatiza que la pornografía entre adultos nada tiene que ver con la pornografía infantil, la cual constituye un abuso y causa sufrimiento a los menores.

Dirk Depover, representante de Child Focus señaló que se trata de una campaña "decente" y sin imágenes sexuales, que consistirá en videos y carteles en los que se muestra a ambas estrellas con el torso descubierto y los brazos cruzados en señal de rechazo a la pornografía infantil. "Un mensaje bastante fuerte de la industria pornográfica", indica.

Según cifras de la (Interpol), cerca de 2,500 niños porecedentes de 40 países han sido víctimas de abusos sexuales en los últimos dos años.