(Reuters)
(Reuters)

La crisis política paraguaya que terminó con la tiene sus raíces en el débil apoyo con el que éste contó desde que asumió el poder en 2008.

Su principal socio, el Partido Liberal del vicepresidente , con el que existen grandes diferencias ideológicas, se distanció pronto del presidente.

Desde el principio, a Lugo se le vinculó con el discurso izquierdista de Venezuela, Ecuador o Bolivia, lo que hizo temer a los terratenientes y productores de una redistribución de tierras, promesa electoral del exobispo.

Pero el detonante para que fuera enjuiciado Lugo fueron los de hace una semana que dejaron 17 muertos.

A Lugo lo acusaron de simpatizar con los campesinos que ocupaban los terrenos de un senador del Partido Colorado. El Partido Liberal exigió la salida del Gobierno de Lugo y se sumó al pedido de juicio político que había hecho el Partido Colorado.