Conmovedor. Un entrenador de fútbol sorprendió al mundo luego que impidiera que uno de sus estudiantes se suicidara frente a sus compañeros empleando una escopeta en .

Este hecho ocurrió en mayo pasado en la escuela secundaria Parkrose, en Portland, Oregón. Sin embargo, recién se conocieron los verdaderos detalles de su actuar heroico para salvar la vida del adolescente.

Según reveló el fiscal de distrito del condado de Multnomah, el estudiante entró en un salón de clases con la intención de quitarse la vida, pero gracias a la intervención de Keanon Lowe esto no se concretó.

¿CÓMO LO SALVÓ?

Inicialmente se señaló que Lowe había derribado al muchacho para desarmarlo, pero, el último viernes, gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad de la escuela, se conoció realmente cómo hizo el hombre para evitar esta tragedia.

La grabación muestra al estudiante caminando por el pasillo para luego ingresar a una de las aulas. Un instante después, Lowe aparece en escena y entra al mismo espacio del joven armado.

Algunas personas, al ver al presunto atacante, corren por los pasillos para ponerse a buen recaudo mientras que solo unos segundos después se ve al entrenador saliendo del aula con la escopeta en la mano derecha y con su otro brazo, sostiene al estudiante.

Un miembro del personal entra al pasillo y toma el arma dejando libre a Lowe para hacer algo impensado: abrazar al muchacho.

Esta simple acción, según las autoridades, evitó que el estudiante cometa un crimen. “En ese momento, sentí compasión por él”, dijo Lowe a CNN.

“Muchas veces, especialmente cuando eres joven, no te das cuenta de lo que estás haciendo hasta que termina”, añadió.

Tras este incidente, el adolescente se declaró culpable de un cargo de posesión ilegal de un arma de fuego en un edificio público y un cargo de posesión ilegal de un arma de fuego cargada en público y por ello fue sentenciado, hace unos días, a tres años de libertad condicional.

La oficina del fiscal comentó que el estudiante había mostrado intenciones suicidas a un compañero. Sin embargo, nunca apuntó con la escopeta a nadie más y tampoco disparó el arma dentro del campus. Es por esta razón que se ordenó que reciba tratamiento de salud mental y por abuso de sustancias.

“Durante el curso de la investigación, quedó claro para las autoridades y nuestra oficina que el joven no tenía la intención de lastimar a nadie más que a sí mismo mientras estaba en Parkrose High School”, dijo el fiscal de distrito.