Estados Unidos. Hace cinco años no ha vuelto a ser la misma. todavía recuerda cómo cuando era una niña de doce años, su mejor amiga junto a otra adolescente intentó asesinarla a cuchillazos en un bosque luego de lo que parecía una inocente ‘pijamada’.

En mayor del 2014, la joven fue invitada a quedarse a dormir a casa de Morgan Geyser, la persona que la apuñaló y quien en aquel entonces era su mejor amiga. Anissa Weier es la otra agresora y quien también participó del plan para acabar con su vida.

Ambas habían planeado matarla durante la noche pero no pudieron y con engaños la llevaron a un bosque con el pretexto de jugar a un escondite. Fue ahí donde la acuchillaron 19 veces y abandonaron para que muera.

Afortunadamente, un ciclista halló a la joven al borde de una carretera, hasta donde logró arrastrarse pese a la gravedad de las heridas.

Al ser capturadas, Geyser y Weier declararon ante los agentes que cometieron este delito porque el personaje de terror ficticio Slender Man las había visitado en sus sueños y amenazaba con matar a sus familias si no hacía esto. Las atacantes fueron declaradas culpables, pero debido a su grave estado de salud mental se les sentenció a 40 y 25 años en un psiquiátrico.

En entrevista con ABC News, la víctima aseguró que vive un período difícil de recuperación física y mental y que “todavía duerme con unas tijeras rotas bajo la almohada por si acaso”. “Eso fue un poco chocante para mí, ver que tenían este gran plan, en el que habían trabajado durante meses”, refirió.

TAGS RELACIONADOS