Cuando una persona se encuentra ebria, a veces tiende a realizar algunos actos de los que horas después podría arrepentirse. Y es que si la acción más común en este estado es la de llamar a tu expareja y confesarle que aún sientes algo, el caso de este joven de 21 años sobrepasa este límite. 

Kenny Bachman salió de fiesta el viernes pasado con sus amigos en la ciudad de Morgantown, West Virginia () y se pasó de copas. Fueron más de 20 cervezas y uno que otro vodka los que tomó esa noche.

Sin embargo, este joven, que vive en New Jersey y decidió visitar a sus amigos en Morgantown por un par de días, no se hubiese imaginado que un descuidado error terminaría costándole más de 1600 dólares tras un viaje en taxi.

Al salir de la reunión, Bachman pidió un que lo llevara a casa, sin percatarse de que la dirección que puso fue la de su casa en New Jersey, ubicado a casi 500 kilómetros (más de 5 horas en carro) de donde estaba esa noche.

El joven en realidad quería dirigirse al hotel en donde estaba hospedado en la ciudad de Morgantown, pero por encontrarse ebrio no pudo identificar que la dirección que eligió en Uber era la de su casa.

Esta es la captura de la insólita  tarifa que tuvo que pagar el joven de 21 años. (NJ.com)
Esta es la captura de la insólita tarifa que tuvo que pagar el joven de 21 años. (NJ.com)

En un momento del trayecto, a 30 minutos de llegar al destino, el joven se despertó y fue ahí cuando se dio cuenta de su grave error. Por si fuera poco, pidió el servicio UberXL, lo que es más costoso que un servicio regular, ya que te recogen en SUV y permite llevar hasta a 6 pasajeros.

Cuando llegó a su casa, tuvo que pagar la insólita cantidad de 1635 dólares, y a pesar de que trató de negociar con Uber, tuvo que pagar la cantidad total del servicio.

A pesar de ello, el joven no se quejó del conductor y le puso 5 estrellas de calificación, ya que el error era suyo. Ahora, esto le quedará marcado como una divertida y costosa experiencia.