Se robó una bebida y un paquete de rosquillas. (Youtube)

Un joven de raza negra identificado como Kajieme Powell (25) murió el martes de nueve balazos en un tiroteo protagonizado por agentes policiales de San Luis, Missouri, en . Un peatón grabó la balacera cuando se encontraba transitando por la zona.

Powell había robado en un minimarket, por lo que los dueños del local llamaron a la Policía. Dos agentes bajaron de su vehículo advertidos de que el hombre estaba armado con un cuchillo, por lo que desde un inicio le apuntaron directamente y dispararon nueve veces.

En el video se puede escuchar a Powell desafiando a los agentes de San Luis mientras les gritaba "¡Dispárenme!, ¡Dispárenme!".

El jefe de la Policía Metropolitana de San Luis, Sam Dotson, considera que el tiroteo fue justificado, señalando que cada agente tiene derecho a defenderse a sí mismo y a la comunidad.

EL ROBOLas cámaras de seguridad del minimarket registraron el momento en el que Powell ingresa para robar una bebida y un paquete de rosquillas. El encargado nota el hurto y se dispone a encararlo. Momentos después llamó a la policía y ocurrió el tiroteo.