Desde el segundo milenio, en la localidad de Petaluma, junto a San Francisco (), se realiza el concurso de más feos del mundo. El ganador recibe un premio de 1.500 dólares y, este año, recayó en  Zsa Zsa, una bulldog inglés.

Los participantes pasean sobre una alfombra roja ante un panel de jueces, que luego da su veredicto. La perrita, de 9 años de edad, se llevó el trofeo en la edición de este año. Su dueña, Megan Brainard, se mostró orgullosa y agradecida con la organización.

Según refirió, Zsa Zsa pasó gran parte de su vida en una fábrica de cachorros en Missouri, hasta que fue comprada por una organización de rescate en una subasta. Su nombre fue inspirado en la actriz húngara Zsa Zsa Gabor. "Quería darle un nombre glamoroso después de todo lo pasó", dijo.  

La competencia se caracteriza por resaltar la virtud de las imperfecciones: los concursantes lucieron sus submoridas, falta de pelo, ojos de colores diferentes, piel flácida y la lengua caída por alguna lesión. 

El ganador del año pasado, una gigantesca y dulce mastín napolitana, Martha, tenía la cara caída y pesaba 57 kilogramos (125 libras).

TAGS RELACIONADOS