¿Estados Unidos mintió sobre la muerte de Osama Bin Laden? Según Seymour Hersh, sí lo hizo. (AFP)
¿Estados Unidos mintió sobre la muerte de Osama Bin Laden? Según Seymour Hersh, sí lo hizo. (AFP)

Un reconocido periodista de acusa al presidente de su país, Barack Obama, de haber mentido sobre la operación en la que fue ejecutado el terrorista .

Seymour Hersh, ganador del Premio Pulitzer, publicó un artículo en la última edición de la revista .

En este señala que la CIA y los servicios de seguridad de Estados Unidos no jugaron ningún papel relevante a la hora de descubrir a Osama Bin Laden, y asegura que el Ejército y los servicios secretos de Pakistán tuvieron un papel clave.

Hersh apunta que el líder de Al Qaeda estaba bajo custodia de los servicios secretos paquistaníes desde 2006 en una casa en Abbottabad, a 3 kilómetros de la Academia General del Ejército de ese país y de una base militar. Además, su salud estaba deteriorada hasta el punto de que era un inválido.

El fundador de Al Qaeda vivía en una casa con "barrotes en las ventanas y alambre de espino en el tejado", según Hersh. Añade que no tenía protección y estaba aislado del mundo.

ESTADOS UNIDOS RECIBE INFORMACIÓNEl periodista asegura también que Estados Unidos se enteró del paradero de Osama Bin Laden, responsable de los ataques contra las Torres Gemelas en Nueva York en 2001, por la información de otro agente de inteligencia paquistaní.

Este se presentó en la embajada y vendió la información a cambio de US$25 millones. Y ahora vive en Estados Unidos, donde trabaja como consultor de la CIA, explicó la página web del El Mundo.

Los norteamericanos comprobaron la veracidad de la información y tras confirmarla, se dirigieron al alto mando del servicio de inteligencia paquistaní para revelarles que tenían localizado a Osama Bin Laden.

"Confrontados con los hechos, los líderes militares paquistaníes no tuvieron más remedio que aceptar la situación. Su única condición fue que el terrorista no saliera vivo de la casa. Arabia Saudí, que, según Hersh, había financiado gran parte de la operación para mantener al fundador de Al Qaeda arrestado, también insistió en que Bin Laden debía ser asesinado, para que nunca pudiera hablar de los vínculos entre Riad y su organización", explica El Mundo.

Concretado el pacto, las fuerzas especiales de la Armada de EE.UU. fueron guiados por espías paquistaníes hasta la habitación de Osama Bin Laden.

Infografía de la agencia AFP sobre la muerte de Osama Bin Laden, con fecha de noviembre de 2014.

"Allí se encontraron con el terrorista que estaba agachado, tratando de huir y lo mataron a tiros. Después, vaciaron sus cargadores en el cadáver hasta el punto de que el cuerpo de Osama Bin Laden se desintegró", detalla el medio español.

En ese sentido, Estados Unidos y Pakistán acordaron guardar silencio por esta muerte durante una semana y luego de ello sería atribuida a un ataque de aviones. De acuerdo con el artículo de Hersh, en este punto fue que Barack Obama decidió aprovechar el hecho políticamente.

El mandatario estadounidense se precipitó, lo anunció públicamente y la Casa Blanca aseguró que el cuerpo de Osama Bin Laden había sido arrojado al Océano Índico.

Hersh se basa en el testimonio de un alto funcionario retirado de los servicios secretos de Pakistán al que no identifica y otras fuentes estadounidenses. Hasta ahora, Washington siempre había dicho que llevó a cabo la operación sin conocimiento de las autoridades paquistaníes.

RESPUESTA DE LA CASA BLANCAComo era de esperarse, la Casa Blanca rechazó en forma categórica el lunes las afirmaciones "sin fundamento" de Seymour Hersh.

"Hay demasiadas inexactitudes y afirmaciones sin fundamentos en este artículo como para responder punto por punto", afirmó Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC).

La Casa Blanca siempre afirmó que Islamabad solo había sido informada después de los hechos.

Al reafirmar que esta intervención fue "un operativo estadounidense de cabo a rabo", Ned Price subraya que "solo un pequeño círculo" de autoridades estadounidenses estaba al tanto y que Barack Obama había decidido, desde el principio, no informar a otros gobiernos, incluso el gobierno paquistaní.

En este punto también coinciden los críticos de Seymour Hersh, quienes cuestionan que el reportero se base esencialmente en las declaraciones del ex agente de inteligencia que no identifica.

SOBRE EL PERIODISTASeymour Hersh es colaborador de The New Yorker, experto militar y se especializó en periodismo de investigación. Saltó a la fama mundial en 1969 al destapar la masacre de My Lai durante la guerra de Vietnam, por lo que obtuvo el Premio Pulitzer en 1970.

También fue el primero que informó en 2004 de los abusos y torturas en la cárcel militar estadounidense de Abu Ghoreib, cerca de Bagdad.