(Reuters)
(Reuters)

finalmente intervino en el contencioso coreano tras semanas de de Corea del Norte. En una medida sin precedentes, el Ejército estadounidense anunció que dos de sus bombarderos B-2 Spirit realizaron ejercicio militares en Corea del Sur.

Como parte de ejercicios militares conjuntos entre las fuerzas de EEYY y las surcoreanas, los aviones con capacidad nuclear partieron de la Base Whiteman de la Fuerza Aérea de Misuri y arrojaron municiones artificiales sobre un blanco en una isla surcoreana.

"(El vuelo) demuestra la capacidad de Estados Unidos para llevar a cabo ataques a grandes distancias, rápidos y cuando quiera", señaló un comunicado de las fuerzas estadounidenses acantonadas en .

Se espera que el anuncio de la misión de entrenamiento aumente la tensión con , que ya dejó en claro, en innumerables ocasiones, su disgusto por maniobras militares supuestamente son parte de un plan para invadirla.