'Alexa' es el dispositivo con el que la Policía espera esclarecer este crimen. (Getty Images)
'Alexa' es el dispositivo con el que la Policía espera esclarecer este crimen. (Getty Images)

La Policía de Hallandale Beach, en , ha enfocado toda su atención en un altavoz inteligente controlado por voz llamado ‘Alexa’, de la empresa Amazon, con la finalidad de hallar nuevos indicios sobre la muerte de Silvia Galva, una mujer de 32 años que falleció en julio de este año.

Según informó el ‘South Florida Sun-Sentinel’ este dispositivo electrónico habría almacenado el audio del día de la muerte de Galva durante una pelea con su novio, Adam Reechard Crespo.

Para poder obtener los registros de sonido de este, los agentes obtuvieron una orden de allanamiento para recuperar este equipo. Con él podrían corroborar su el testimonio de Crespo que aseguraba que, el día de la muerte de su pareja, la intentó arrastrar de su cama cuando ella agarró una cuchilla de 12 pulgadas.

El hombre señaló, además, que en pleno forcejeo escuchó el arma romperse y luego vio como la hoja de la cuchilla atravesaba el pecho de la víctima por lo que la retiró del cuerpo de la mujer esperando que sus heridas “no estuvieran tan mal”, pero la lesión si fue de gravedad y le causó la muerte a su expareja.

“Se cree que la evidencia de crímenes, grabaciones de audio que capturan el ataque a la víctima Silvia Galva, que ocurrió en el dormitorio principal, se puede encontrar en el servidor mantenido por o para Amazon”, escribió la Policía en una declaración de causa probable que se redactó para obtener la orden de allanamiento.

Crespo, en tanto, se encuentra en libertad tras cancelar una fianza de US$65,000 y se encuentra a la espera de una próxima citación.

En un comunicado a ‘The Post’, publicado este viernes, un portavoz de Amazon dijo que la compañía no divulga datos de sus clientes a menos que exista una orden judicial. “Amazon se opone a las demandas excesivas o inapropiadas como algo normal”, señala el comunicado.