Washington [AFP]. Los congresistas de Estados Unidos no fueron informados con anterioridad del ataque ordenado por el presidente en el que murió el comandante de los Guardianes de la Revolución iraní, Qassim Suleimani .

El ataque realizado en se ejecutó “sin notificación o consulta con el Congreso”, dijo en un comunicado el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel.

Qassim Suleimani fue “el autor intelectual de una enorme violencia” contra estadounidenses, dijo el legislador demócrata, "pero muchos lo considerarán un mártir y estoy profundamente preocupado por las repercusiones del ataque de esta noche ", afirmó.

"Seguir adelante con una acción de esta importancia sin involucrar al Congreso plantea serios problemas legales y es una afrenta a los poderes del Congreso", agregó Engel.

El poderoso general Qassim Suleimani, enviado de Teherán para los asuntos iraquíes y otro líder proiraní en Irak fueron asesinados en una bombardeo estadounidense ordenado por el presidente Donald Trump, tres días después de un ataque sin precedentes contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

“La acción de esta noche representa una escalada grave en nuestro conflicto con Irán con consecuencias impredecibles”, dijo Engel también.