Tras dos días de intentas reuniones, la entre y fue suspendida con el levantamiento de la imposición de aranceles al país asiático. 

Así lo anunció el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, quién explicó que se ha  "acordado poner en suspenso los aranceles mientras ejecutamos el acuerdo marco".

Este acuerdo busca reducir el déficit comercial de Estados Unidos, cifrado en 375.000 millones de dólares en 2017, respecto a sus importaciones con Pekín. "El mayor de la historia", señaló en su momento.

Para Trump, China aprovechó la apertura comercial estadounidense y cerró al mismo tiempo la puerta a sus productos. Así, mientras China destina el 18% de sus exportaciones a EEUU (505.000 millones), las ventas del país norteamericano a China solo representan el 8,4% (130.000 millones).

Como se recuerda, Donald Trump amenazó con imponer aranceles por 150.000 millones de dólares a cientos de productos chinos con el fin  de forzar al gobierno de a equilibrar la balanza de pagos bilateral.

La suspensión de esta guerra comercial se da a menos de un mes de celebrar la cumbre que reunirá a los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump, y de , , programado para el 12 de junio en Singapur

Con información de EFE.