La Asamblea de () aprobó el último miércoles una ley que, de ser promulgada, se convertiría en la legislación antinmigrante más dura en su tipo en ese país. El gobernador de Tennessee, Bill Haslam, tiene 10 días para firmar la promulgación y las repercusiones no se hicieron esperar.

Estamos hablando de la ley HB 2315, la cual indica que la gobernación de Tennesse podrá otorgar poderes extraordinarios a la policía local para que su personal ejerza como agente federal de inmigración. Es decir, podrán intervenir y encarcelar a personas ilegales. Así informó el diario 'El Nuevo Herald'.

¿En qué consiste esta medida?

El proyecto de ley también exige que todos los agentes de la policía local, investiguen el estado migratorio de los individuos, incluso durante interacciones de rutina.

Por su parte, la organización proinmigrante de EE.UU. considera un grave error que la Asamblea haya aprobado un proyecto de ley que sea tan discriminatoria y permita que las personas ilegales sean arrestadas solo por su situación migratoria.

El debate

La aprobación del HB 2315 ocurre pocas semanas después de una redada en la localidad de Bean Station, donde cerca de un centenar de personas fueron detenidas. Esta batida es considerada como la mayor detención en un centro de trabajo en EE.UU.

Se espera que Bill Haslam, gobernador de ese Estado, no apruebe la promulgación y ponga esta ley en debate. Todas las esperanzas de los indocumentados están puestos en esta autoridad.