"Me comuniqué con la empresa Furbo y me dijeron que podían reemplazar una nueva", fue la única solución que recibió Angela Cuniberti. (Foto: KMOV-TV)
"Me comuniqué con la empresa Furbo y me dijeron que podían reemplazar una nueva", fue la única solución que recibió Angela Cuniberti. (Foto: KMOV-TV)

Un dispositivo inteligente para vigilancia de mascotas fue hackeado por un ladrón cibernético que tenía como objetivo espiar a Angela Cuniberti, una ciudadana de Saint Charles, en Misuri, Estados Unidos, informan medios locales.

MIRA: Un joven de 18 años fue asesinado después de mostrarle su auto a un posible comprador

Este aparato (Furbo) dispone de una cámara que permite al propietario observar a distancia y alimentar a su animal. La víctima dijo que nunca tuvo problemas con el artefacto durante el tiempo que lo utilizó para monitorear a sus perros, según consigna .

“Hola, hermosa”, fueron las palabras que escuchó Angela hace algunos días cuando transitaba cerca de la videocámara minutos tras salir de la ducha. La primera reacción que tuvo fue ponerse segura en su habitación porque pensaba que un ladrón había ingresado a su hogar, ya que sus canes estaban ladrando “como locos”.

Sin embargo, luego se dio cuenta de que la extraña voz masculina provenía del dispositivo.

Angela Cuniberti se acercó al dispositivo y pudo ver una luz roja encendida: estaba siendo grabada. La víctima de acoso procedió a desconectar el Furbo, pero antes logró escuchar la risa del ‘hacker’.

La mujer llamó de inmediato a la Policía y también a la compañía para exigir una explicación, pero solo le respondieron que “alguien pudo haber logrado ‘piratear’ su red WiFi para tener acceso al sistema”.

“No he usado [el Furbo] desde entonces. Me comuniqué con la compañía y me dijeron que podían reemplazarlo por uno nuevo, pero no acepté”, aseguró la mujer.

VIDEO RECOMENDADO

Las cinco llamadas más escalofriantes al 911
Aquí te presentamos una recopilación de las llamadas más perturbadoras al 911 registradas en audio.

TE PUEDE INTERESAR