(EFE)
(EFE)

llamó hoy a "calmar los ánimos" en el incidente diplomático con , provocado por la negativa de algunos países europeos a que el avión del presidente boliviano , cruzará su espacio aéreo, aunque aseguró que no pedirá disculpas.

"Hay que intentar de alguna manera calmar los ánimos, bajar los espíritus y volver a reanudar las relaciones", dijo el ministro de Asuntos exteriores español, en una entrevista en la televisión pública española (TVE).

Además, el canciller español aseguró que España no cerró el espacio aéreo al avión presidencial boliviano por lo que "no tiene que pedir ninguna disculpa a Bolivia", como reclamaron varios presidentes sudamericanos que (Bolivia).

"España lo que dijo es que en ningún caso iba a restringir el espacio aéreo y que mantenía vigente la autorización para que el avión aterrizase y repostase en Las Palmas", en las .

García-Margallo admitió en la entrevista que le habían informado que el fugitivo estadounidense se encontraba en el avión.

"Nos dijeron que (los datos) estaban claros… que (Edward Snowden) estaba adentro", alegó el ministro, aunque no dijo quién suministró tal información y si había estado en contacto con Estados Unidos. Pero agregó que las reacciones de los países europeos se basaron en esta versión.

El jefe de la diplomacia española se expresó así después de que varios países latinoamericanos exigieran "respuestas y disculpas públicas" a España, Francia, Italia y Portugal por no haber dado autorización al avión de Morales, obligándolo a permanecer 13 horas en Viena, al sospechar que el extécnico de iba a bordo.

Margallo sostuvo que, al final, confió en las garantías dadas por La Paz de que no era cierto. "Creo en la palabra de los países amigos y Bolivia lo es", añadió.