(Reuters)
(Reuters)

Una de las dos jóvenes que resultaron heridas de gravedad en en Madrid murió hoy, según informaron fuentes del hospital Doce de Octubre de la capital.

La menor, de 17 años, es la cuarta víctima mortal tras la estampida humana que se produjo en la madrugada del 1 de noviembre en la sala Madrid Arena. Allí se celebraba la fiesta 'Thriller Music Park', con música electrónica y en un "ambiente de terror". La otra joven herida, de 20 años, se encuentra en estado grave pero estable.

Las otras tres fallecidas, de 18 años, perdieron la vida esa misma madrugada por aplastamiento y asfixia. Al parecer, la avalancha de gente tuvo lugar en el momento más esperado de la noche, cuando comenzaba la actuación del DJ estadounidense Steve Aoki. En medio del tapón que se formó para acceder al recinto, alguien habría encendido una bengala.

Las investigaciones apuntan a que en la sala podría haberse superado el aforo permitido.