El Ministerio de Defensa de España investigará la veracidad de un video que muestra cómo unos soldados de su país pateaban a prisioneros iraquíes en la base de hace casi diez años, un suceso que, de ser cierto, supondría el primer caso de maltrato del Ejército español en una misión internacional.

En el video de 40 segundos, difundido , se ve a cinco soldados españoles entrando en una celda en la que un sujeto está tirado en el suelo. Uno de los uniformados le ordena a gritos que se levante, sin que este parezca entenderlo.

Entonces otro detenido es arrojado sobre el primero y tres militares comienzan a dar patadas a ambos, uno de ellos con especial saña, mientras las víctimas gimen. Un soldado que se ha quedado en la puerta comenta: "¡A este se lo han cargado ya!".

Durante la invasión de Irak, a la que se sumó el Gobierno español liderado entonces por con un fortísimo rechazo de la opinión pública, se repartió una especie de guía de actuación para tratar a los detenidos.

En el "Procedimiento de detención y actuación con el personal detenido" al que tuvo acceso al diario, se ordena el empleo de la "violencia mínima imprescindible" y el respeto de los derechos del detenido, pero el problema es que no había control judicial alguno y se confiaba "en el buen juicio" del oficial al mando.

El País señala que varias decenas de iraquíes pasaron por el Centro de Detención de Brigada de Base España acusados de delitos contra la coalición y denuncia la falta de preparación de los efectivos para realizar tareas de guardia y custodia de prisioneros.

Desde la oposición socialista, la exministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez exigió hoy que se depuren responsabilidades, "si se puede", en el caso de los cinco soldados españoles, aunque consideró el suceso como un "hecho aislado".

Por su parte, la coalición anunció este domingo que pedirá la comparecencia urgente del ministro de Defensa, Pedro Morenés, en sede parlamentaria para que explique el maltrato.