Diez personas murieron en el sur de en las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales de ayer en y , que causaron numerosos destrozos antes de perder su intensidad y desplazarse hacia el nordeste.

Las lluvias torrenciales que sorprendieron a miles de habitantes, centenares de los cuales tuvieron que ser evacuados, dejaron tras de ellas riadas de lodo en las calles, vehículos volcados, carreteras cortadas, un puente de autopista destruido y ríos transformados en torrentes de agua negra.

Antes de continuar hacia el nordeste, hasta y el , mientras pierden intensidad, las trombas de agua asolaron anoche , en la costa este de España.

Hoy las regiones afectadas por las lluvias amanecieron con un cielo más clemente y los puertos de Valencia y de Sagunto (30 kilómetros al norte), reabrieron tras varias horas cerrados. Dos buques de carga encallaron en la playa de El Saler, en el litoral valenciano.

Además, las autoridades reportaron dos desaparecidos en las provincias andaluzas de Málaga y Almería.