El caso ha vuelto a la agenda de los medios en Italia. (Internet)
El caso ha vuelto a la agenda de los medios en Italia. (Internet)

Polémica acusación. El exorcista jefe del Vaticano, Gabriele Armoth, aseguró que Emanuela Orlandi, una adolescente que desapareció en 1983, estuvo en realidad en el pequeño estado después de ser secuestrada y que los clérigos la convirtieron en su esclava sexual y que la asesinaron cuando se cansaron de ella.

"El crimen tuvo un objeto sexual. Se organizaban fiestas y uno de los gendarmes del Vaticano se encargaba de reclutar a las chicas. La red implicaba al personal diplomático de una embajada de la Santa Sede en el extranjero y estoy convencido de que Emanuela fue víctima de este círculo", dijo el religioso al diario .

Armoth, de 85 años, descarta que el asunto tenga implicaciones internacionales e insiste en que fue utilizada para las orgías. Pero no es la primera vez que este religioso aparece en titulares con sus declaraciones. Tildó al yoga de "satánico" porque lleva a practicar el hinduismo y consideró a la saga de Harry Potter de "peligrosa" porque hace que los niños crean en la magia.

Las teorías sobre la desaparición de esta quinceañera están relacionadas con el Vaticano, donde ella vivía con sus padres. Una de ellas dice que fue secuestrada por una famosa banda criminal que quería recuperar un dinero que prestaron a la Santa Sede. Otra, que la raptaron para intercambiarla con el turco Mehmet Ali Agca, que intentó matar al Papa Juan Pablo II en 1981.

El caso Orlandi volvió a la actualidad en Italia con del mafioso Enrico de Pedis, alias Renatino, para comprobar si era verdad el mito de que la chica había sido enterrada con él en la basílica romana Sant' Apollinaire.