(Reuters)
(Reuters)

Luego de remecer la industria alimentaria de y , el escándalo de carne de caballo en productos cárnicos se extiende a Alemania. El derivado de equino fue hallado por primera vez en un lote de lasañas congeladas vendidas por los supermercados Real.

La empresa retiró lotes de lasaña a bajo la marca "Tip". En un comunicado divulgado en su , la cadena de supermercados reveló que las pruebas confirmaron la presencia de carne de caballo en vez de carne de vacuno y que la medida de retirar los productos fue tomada "únicamente por precaución, ya que en ningún momento se detectó riesgo para la salud de los consumidores".

La cadena de supermercados Edeka, el distribuidor de productos congelados a domicilio Eismann y la cadena de tiendas Kaiser's-Tengelmann, también encargaron una serie de pruebas para sus productos.

La anunció el miércoles por la noche una campaña de tests ADN en todos sus Estados miembros y se comprometió a "encontrar al responsable" del fraude masivo.