Peña Nieto es visto como actor de telenovela por sus fans. (AP)
Peña Nieto es visto como actor de telenovela por sus fans. (AP)

Joven, elegante y capaz de desatar entre las mexicanas la euforia típica de un cantante famoso, es el y devolver el poder a su controvertido partido político, el PRI, visto por años como el culpable de todos los males del país.

El Partido Revolucionario Institucional, que el escritor peruano Mario Vargas Llosa describió como "la dictadura perfecta", timoneó el país por 71 años seguidos hasta el 2000, año en que la población lo castigó en las urnas, cansada de los escándalos de corrupción y del autoritarismo.

EL GALÁN DE LA POLÍTICACon 45 años a cuestas, Peña Nieto hace delirar a sus simpatizantes que, inclusive, durante su campaña a gobernador en el 2005, llegaron a gritarle "¡Enrique, bombón, contigo hasta el colchón!" y, cual cantante, tuvo clubes de fans por todo el país que fueron impulsados por su primera esposa, Mónica Pretelini.

En el 2010 se casó con la popular actriz Angélica Rivera, y sus adversarios y los medios de prensa llegaron a decir que es un "producto de mercadotecnia", un galán impuesto por la poderosa Televisa.

Pero nada hizo mella en su popularidad, ni la revelación de infidelidades, ni los dos hijos que tuvo con amantes durante su primer matrimonio, ni siquiera un y organizó marchas en su contra.