Meghan de Sussex y Enrique de Sussex agregaron sus títulos reales al certificado de nacimiento de Archie. (Foto: AFP)
Meghan de Sussex y Enrique de Sussex agregaron sus títulos reales al certificado de nacimiento de Archie. (Foto: AFP)

Ha pasado más de un año desde que y hicieron su última aparición pública en el Reino Unido como miembros de la familia real británica. Pero todo hace indicar que su regreso a suelo británico podría darse en unas semanas y para un evento que muy pocos esperaban: el bautizo de la pequeña Lilibet en el Castillo de Windsor. Y no solo eso, la pareja ha manifestado su deseo de que la reina Isabel II del Reino Unido esté presente en la ceremonia.

TRIVIA | ¿Cuánto sabes sobre el príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge?

Pese a las reiteradas informaciones de los medios de comunicación británicos sobre la mala relación que existe hoy entre el hijo menor de Diana de Gales y su abuela, la reina Isabel II del Reino Unido, parece que la pareja que reside en Los Ángeles estaría organizando un bautizo para Lilibet como el de su hermano mayor Archie, celebrado el 6 de julio de 2019 en el Castillo de Windsor.

La información fue dada a conocer el último fin de semana por una fuente cercana a la familia real británica al tabloide británico ante la sorpresa de muchos de los que siguen de cerca a la realeza. “Están felices de esperar hasta que las circunstancias lo permitan”, explicaba el allegado a la Corona británica haciendo referencia al día en el que tendría lugar el bautizo de Lilibet.

La familia real británica durante el bautizo de Archie. (Foto: Instagram)
La familia real británica durante el bautizo de Archie. (Foto: Instagram)

La hija de los duques de Sussex apenas tiene un mes y medio de nacida, era el pasado 4 de junio cuando anunciaban su llegada al mundo, y sabiendo que el protocolo real no marca fechas para llevar a cabo el bautizo, este todavía podría tardarse un tiempo. A esto se le suma las restricciones sanitarias que aún mantienen las autoridades británicas a raíz de la pandemia de COVID-19.

Por ahora se desconocen más detalles sobre el bautizo de Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, aunque esta misma fuente afirmaba que el príncipe Enrique ya habría informado en su último viaje a Reino Unido sobre el interés que tanto él como Meghan de Sussex tenían por llevar a cabo esta celebración con la compañía de la reina Isabel II del Reino Unido y en un lugar como el Castillo de Windsor.