Enrique de Sussex durante el funeral de su abuelo, el duque Felipe de Edimburgo. (Foto: AFP)
Enrique de Sussex durante el funeral de su abuelo, el duque Felipe de Edimburgo. (Foto: AFP)

Tras más de un año sin pisar suelo británico, el príncipe Enrique de Sussex regresó para asistir al funeral de su abuelo Felipe de Edimburgo, un triste reencuentro con su familia que no se alargó pese al cumpleaños 95 de la reina Isabel II del Reino Unido. Pese a que no hay nada que celebrar, el príncipe Harry volvió a Los Ángeles.

MÁS INFORMACIÓN: Guillermo de Cambridge deja de lado la neutralidad para opinar sobre fútbol: se opone a la Superliga

Según medios británicos, Enrique de Sussex reservó un ticket abierto para volar a Reino Unido. Así, Harry se habría reunido el sábado tras el funeral con su hermano, el príncipe Guillermo de Cambridge, y su padre, el príncipe Carlos de Gales, para poder hablar tras un año distanciados.

Durante este tiempo la relación de Harry con su padre y su hermano se ha ido deteriorando porque estos no veían con buenos ojos sus decisiones, y la gota que rebalsó el vaso fueron las graves acusaciones que tanto él como Meghan de Sussex hicieron en la entrevista con Oprah Winfrey.

Ahora, los tres parecen haber limado asperezas y puede que esto se vea en público el próximo 1 de julio, cuando se espera que Guillermo y Enrique sean los grandes protagonistas en la inauguración de una estatua en homenaje a su madre Diana de Gales, que ese día hubiera cumplido 60 años.

Mientras ese momento llega, Enrique de Sussex aprovechará estos días para reconciliarse con su familia, y demostrar que su abuela, la reina Isabel II del Reino Unido, es una de las personas más importantes de su vida, acompañándola en su cumpleaños más triste tras la reciente perdida de su esposo, el duque Felipe de Edimburgo.