Copa América

Piden cadena perpetua para padre cuyo bebé fue hallado muerto y con gusanos en el pañal

Zachary Koehn y Cheyanne Harris dejaron olvidado a su hijo de 4 meses, sin alimentarlo ni cambiarle el pañal durante varios días hasta que finalmente murió , entonces se les ocurrió llamar al 911 y asegurar que fue por causas naturales.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Un caso que estremeció a los Estados Unidos por fin podría tener una conclusión justa. A más de un año de los hechos, Zachary Koehn está siendo finalmente juzgado por el asesinato en primer grado de su menor hijo, Sterling Daniel Koehn, quien solo tenía cuatro meses de nacido.

Las acciones del hombre de Iowa y de la madre del bebé, Cheyanne Harris, "van mucho más allá de la negligencia", refieren los fiscales en la queja del condado de Chickasaw, obtenida por Law & Crime.

Como se recuerda, el acusado llamó al 911 el 30 de agosto de 2017 y pidió una ambulancia debido a que había notado que su bebé no respiraba. Las autoridades dicen que Koehn afirmó que su novia, Harris, había alimentado previamente a su hijo de cuatro meses, y que estaba bien, pero luego encontró al niño muerto en algún momento entre las 11:00 y las 11:30 am. de ese día.

Cuando los paramédicos llegaron al lugar se toparon con una imagen sacada de una película de terror. En la habitación, la víctima estaba en su columpio, muerto. Sin embargo, determinaron que el cadáver llevaba muerto bastantes días.

Lo primero que comprobaron es que el cadáver no correspondía a un niño de esa edad (4 meses), ya que presentaba una extrema delgadez y un tamaño muy pequeño. Además, notaron que al bebé no le habían cambiado los pañales de varios días.

Los funcionarios dicen que Koehn y Harris afirmaron que Sterling había sido revisado el 29 de agosto de 2017, pero la evidencia, tal como se describe en la queja, contradice esta afirmación. Se encontraron gusanos en el cuerpo de Sterling, dijeron las autoridades.

El crecimiento y el desarrollo de los insectos supuestamente mostraron que el niño no había tenido un cambio de pañal, no se lo había bañado o había sido retirado del asiento en "más de una semana".

"La causa de la muerte fue la falta de atención crítica", declaró la queja. "Los hechos de este caso van mucho más allá del abandono y muestran circunstancias que manifiestan una extrema indiferencia hacia la vida humana".

Por tal motivo, los padres fueron inmediatamente encerrados. El juicio ahora se lleva a cabo en el condado de Henry, Iowa, luego de que la defensa de Koehn argumentara que su cliente no obtendría un juicio justo en el condado de Chickasaw.

Koehn también está acusado de poner en peligro a un menor. Si es declarado culpable, podría pasar el resto de su vida en prisión. El juicio de Harris aún no se ha programado.

Tags Relacionados:

Estados Unidos

Iowa

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada