(Getty)
(Getty)

Otro problema ronda la  gestión francesa -de apenas 100 días- de .  La revista Le Point ha revelado que en ese corto periodo de tiempo, el mandatario ha gastado 26.000 euros (unos 30.700 dólares) exclusivamente en maquillaje.

En su edición del 24 de agosto, la publicación denunció que la maquilladora personal del jefe del Estado envió dos facturas por los servicios prestados durante tres meses, una de 10 mil euros y otra de 16 mil. 

La noticia ha despertado la indignación de la ciudadanía gala que convirtió el #MakeUpGate en un Trendic Topic de Twitter rápidamente. 

"Mientras que Francia trabaja duro, Macron se unta 23 SMIC (salario mínimo) en la cara", se puede leer en la cuenta de Twitter del político Florian Philippot, número dos del partido de extrema derecha Frente Nacional. 

Y es que tremendo gasto del mandatario en estos pocos meses ha dejado en la población un sabor a hipocresía que en ese mismo tiempo ha debido adaptarse a los recortes que ha hecho el presidente con la excusa de estar rescatando las paupérrimas finanzas del Estado. 

El Elíseo manifestó a la televisora BFM TV que esta partida de gastos iba a “ser reducida significativamente” ya que el considerable gasto se debía a una situación de emergencia. 

Este escándalo indudablemente mancillará aún más la imagen del jefe de Estado, quien goza de tan solo un 40% de popularidad actualmente, según el Instituto Francés de la Opinión Pública (IFOP).

Impuestos a la belleza

Curiosamente, este escándalo no suena tan desconocido en el país de la Torre Eiffel. 

La maquilladora de -en el poder entre los años 2007 a 2012- cobrara ocho mil euros al mes, según informó el diario El País. Y, , el presidente de la anterior gestión, de la que Macron formó parte, brindaba a su peluquero un sueldo oficial de 9.895 euros al mes, de acuerdo a una investigación presentada por el semanario Le Canard Enchainé.