Meghan de Sussex. (Foto: CBS)
Meghan de Sussex. (Foto: CBS)

Es por demás sabido que la relación entre y su padre, Thomas Markle, no es para nada buena. Las traiciones de ventilar las intimidades de su hija han hecho que la esposa de no quiera saber nada de él. Ahora, Markle ha anunciado que está dispuesto a demandar a su hija para que le permitan algo que Meghan le está negando: conocer a sus nietos Archie y Lilibet.

TRIVIA | ¿Cuánto sabes sobre el príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge?

La conducta de Thomas Markle, de 77 años, cuando se conoció que su hija Meghan sería la futura esposa del príncipe Enrique, fue una auténtica decepción para la actriz que hoy reside en Los Ángeles, Estados Unidos. Ella misma reveló en su polémica entrevista con la famosa presentadora estadounidense Oprah Winfrey que veía “difícil reconciliarse” con él después de lo que había pasado.

Sin embargo, Thomas Markle ha intentado acercarse a ella en más de una ocasión, sobre todo tras el nacimiento de sus dos nietos, Archie y Lilibet, a quienes no conoce. Cuando se reveló que la duquesa de Sussex estaba embarazada de nuevo, le dedicó un mensaje a través de los medios de comunicación: “Les deseo a Meghan y Enrique un nacimiento exitoso y saludable. Y espero que algún día pueda ver a mis nietos. Todos son mis nietos reales”, le dijo a su hija, aunque nunca recibió respuesta de su hija.

Meghan de Sussex junto a su padre Thomas Markle. (Foto: Entertainment Tonight)
Meghan de Sussex junto a su padre Thomas Markle. (Foto: Entertainment Tonight)

Es por ello que Markle ha vuelto a machacar en su deseo de conocerlos y lo ha hecho desde su casa en México. “No deberíamos castigar [a Lilibet] por el mal comportamiento de Meghan y Enrique. Archie y Lili son niños pequeños. No son peones. No son parte del juego. Y también son miembros de la realeza y tienen los mismos derechos que cualquier otro miembro de la realeza”, lanzó como dardo hacia su hija.

Pero esta vez, el padre de Meghan de Sussex está presto a tomar acciones legales ya que ha anunciado su intención de demandar a su propia hija para lograr conocer en persona a sus dos nietos. “Solicitaré a los tribunales de California los derechos para ver a mis nietos en un futuro muy cercano”, advirtió en declaraciones a la cadena de noticias estadounidense .