Joseph Paul Franklin. (AP)
Joseph Paul Franklin. (AP)

El estado norteamericano de ejecutó hoy al asesino en serie racista , a quien se le atribuían hasta una veintena de asesinatos, sobre todo de judíos y afroamericanos, con los que según dijo en su momento pretendía desatar una "guerra racial".

Franklin, de 63 años, la mitad de los cuales pasó en prisión por la serie de asesinatos perpetrados entre 1977 y 1980 en varios puntos del país, fue ejecutado mediante la inyección letal a primera hora de la mañana, después de que agotara todos los recursos legales, incluida una apelación de la Corte Suprema estadounidense.

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, le denegó ayer su petición de clemencia argumentando que Franklin había cometido "despiadados actos de violencia alimentados por el odio", recordó la cadena CNN.

Aunque se le atribuían hasta 22 asesinatos, Franklin fue condenado por un total de ocho homicidios de trasfondo racista.

Además de los asesinatos, Franklin admitió haber intentado matar en 1978 al director de la revista erótica , , así como al activista de derechos civiles Vernon Jordan.

Pese a que a raíz del atentado quedó en silla de ruedas, Flint había pedido clemencia para su agresor, afirmando que "al Gobierno no se le ha perdido nada en el negocio de matar a gente", citó CNN.