(Reuters)
(Reuters)

Un importante asesor del presidente egipcio, , advirtió hoy que el país está enfrentando un golpe militar y que podría sufrir un "importante derramamiento de sangre".

"Por el bien de Egipto y por la precisión histórica llamemos lo que está ocurriendo por su nombre real: golpe militar", escribió Essam al Haddad, asesor presidencial en relaciones exteriores y cooperación internacional en su página de .

"En este día y época, ningún golpe militar puede tener éxito frente a una gran fuerza popular sin un importante derramamiento de sangre ¿Quién está dispuesto a apoyar esa infamia?", añadió al Haddad en inglés.

"Mientras escribo esta líneas me doy cuenta que podrían ser las últimas líneas que publico en esta página", indicó.

En tanto, las autoridades impusieron una prohibición de viajes internacionales contra Mursi y otros miembros de alto rango del partido , según informó la agencia Reuters citando a fuentes de las fuerzas de seguridad.

La lista enviada a las autoridades aeroportuarias de Egipto incluye a Khairat el-Shater y Essam el-Erian, líderes de los Hermanos Musulmanes, junto con al menos otros 40 dirigentes islamistas.

Minutos antes, Mursi volvió a rechazar su renuncia al cargo tras vencerse el ultimátum de 48 horas establecido por el Ejército para resolver la crisis política, e hizo un llamamiento al diálogo.

"La visión de la presidencia (es que) los pasos para un diálogo nacional comienzan con la formación de un gobierno de unidad nacional, que podría convocar elecciones parlamentarias anticipadas, y la formación de un comité independiente de enmiendas constitucionales que serían propuestas al nuevo Parlamento", indicó la oficina de Mursi en un comunicado.

"El quiebre de la legitimidad constitucional amenaza con hacer descarrilar el sistema democrático de su camino correcto", añadió el texto.